domingo, 3 de marzo de 2013

GRANDES JUEGOS DE HABILIDAD: EL TORNEO


EL TORNEO es un juego de habilidad de grandes dimensiones creado este año por el mismo que os escribe. Aunque la idea del juego se me ocurrió hace un año y medio, cuando redacté el proyecto de los grandes juegos de habilidad, no ha sido hasta el pasado enero cuando por fin hice realidad el primer prototipo de este juego de ambiente medieval. 

Se trata de un juego que representa un duelo entre dos caballeros, una auténtica justa de la Edad Media. Cada jugador adopta el papel de uno de los dos caballeros, el Caballero Azul, también llamado Caballero del Grifo o el Caballero Rojo, que lleva el estandarte de Ricardo Corazón de León. Durante la partida, ambos jugadores intentarán sumar más puntos de victoria que su contrincante. Veamos como:

Para empezar, el tablero de juego es muy alargado y bastante estrecho, representando un campo de justas. En ambos extremos están dibujados los caballeros y en el resto del tablero hay varias líneas  que lo dividen en secciones. Cada sección tiene indicada una puntuación que luego explicaré. Además de esto, hay dos tipos de agujeros en el tablero. Los del primer tipo están en los dibujos de los caballeros y dan las puntuaciones más altas si una ficha acaba dentro de ellos. Los segundos sirven para poner postes de defensa o que facilitan el ataque.

¿Cómo se juega?


Cada jugador se sitúa a un lado del tablero, junto al caballero que representa y coge sus 12 fichas. Por turnos, van lanzando las fichas, procurando acertar en las secciones que más puntos otorgan. Las fichas permanecen en el lugar del tablero donde se detienen hasta que termina la partida. Puede ser que sean golpeadas por otras fichas.  

¿Cómo son las fichas?

Las fichas son de 3 tipos diferentes. Están los estandartes (8), las espadas (2) y los escudos (2). Se diferencian en que cada una se lanza desde una línea diferente (indicada en el tablero mediante un símbolo). Los estandartes se lanzan desde bastante atrás, pero no tanto como los escudos, por lo que se deduce que éstos últimos sirven para lanzarlos contra fichas rivales que se han quedado bien posicionadas. Y las espadas se lanzan desde la mitad del tablero, es decir, que a priori son las que más posibilidades tienen de acertar de lleno al caballero enemigo. 

¿Cómo se lanza?

Cada ficha se coloca en la línea que le corresponda, en el punto donde más le convenga al jugador y la lanza siempre hacia adelante. El jugador decide en todo momento qué tipo de ficha lanza.

¿Cómo se puntúa?

Al acabar de lanzar las 24 fichas se puntúan todas las fichas que permanezcan en el tablero (las que se han salido no puntúan). A cada jugador sólo le cuentan las fichas que estén en la mitad del tablero contrario. Según la sección, cada ficha otorga una u otra puntuación. Si está entre dos secciones, siempre se cuenta la más alta. 

Y ahora os dejo con varias imágenes:


 Como veis, también puede jugar una pareja contra otra



 Los jugadores comprueban que la ficha está tocando parte del dibujo del caballero, 
que da más puntos que la zona blanca



 Esta jugadora ha hecho una buena tirada y 
su compañera lo celebra





 Un ejemplo de jugadores compenetrados

 Aquí se aprecian los postes defensivos (en rojo) y un
par de agujeros de alta puntuación en el dibujo del caballero



Modalidad avanzada

Consiste, simplemente, en que cada jugador elige en secreto, al inicio del torneo, 6 de los 10 elementos especiales de que dispone. Es decir, de los 2 postes defensivos, los 4 ofensivos (que se ponen en el extremo opuesto para frenar una ficha propia que se pase de fuerza) y las 4 fichas especiales (escudos y espadas), se eligen 6 y se descartan 4. De esta forma, habrá jugadores más ofensivos y otros más precavidos, introduciendo un ligero toque estratégico.